edificio Torrero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La accesibilidad se entiende como un principio general para que todas las personas, incluidas aquellas que tienen algún tipo de discapacidad, puedan disfrutar de sus derechos humanos. Y los edificios tienen que estar diseñados y construidos de forma que todos podamos acceder a ellos y utilizarlos; aunque actualmente nos encontramos muchos edificios con estos problemas. La “Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad” 1, ratificada por nuestro país, habla del diseño universal y de los “ajustes razonables” en el caso de la rehabilitación de los edificios para suprimir barreras arquitectónicas.

 

La Ley 8/2013, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, enmarca la accesibilidad universal como uno de los ejes esenciales de los procesos de rehabilitación de edificios y renovación del tejido urbano, al mismo nivel que la sostenibilidad y la regeneración energética. Puede ser este hecho uno de los grandes impulsos que fomenten la Rehabilitación Integral y sostenible, objetivo de la iniciativa REHABILITA ARAGÓN.

En estos procesos para conseguir la accesibilidad en los edificios la figura del arquitecto debe de ir más allá de la acción creadora, para actuar como un GESTOR DE LAS OBRAS DE REHABILITACIÓN.

Por eso, os adjuntamos dos artículos muy interesantes donde se trata se de valorar si implantar un ascensor o suprimir dichas barreras es sólo una cuestión de espacio y de desarrollo tecnológico, o hay algo más.

“CONSEGUIR LA ACCESIBILIDAD, ALGO MÁS QUE TECNOLOGÍA”

ZARDOYA OTIS-NO HAY HUECOS IMPOSIBLES PARA INSTALAR UN ASCENSOR.

Anuncios