Se trata de un ambicioso proyecto de rehabilitación y regeneración urbana en un barrio de Tudela construido entre 1954 y 1972 con edificios sin aislamiento térmico y con una población envejecida. Las condiciones constructivas de los edificios y los problemas de accesibilidad a las viviendas habían situado este barrio en la banda más baja del mercado de vivienda.

El objetivo era la rehabilitación de las viviendas y la instalación de un sistema de calefacción eficiente que disminuyera el consumo energéticos, impidiera el deterioro del barrio y fomentara el empleo, evitando que se generaran situaciones de pobreza y exclusión social generalizada.

El proyecto actuaba, fundamentalmente, en tres niveles:

  • Beneficio medioambiental
  • Beneficio económico
  • Beneficio social

 

Anuncios